La irrefrenable aventura de ser papás

Ayer, mientras veía a mi hijo y a mi marido quedarse dormidos, me di cuenta de la terrible nostalgia que me invade el corazón cada noche cuando Ian cierra sus ojitos y se prepara para soñar con aviones y nubes.

Cuando te conviertes en mamá, nadie te advierte de la enorme impotencia de no poder detener el tiempo, pero si te informan de lo mucho que se acortan los minutos desde el primer momento en que cruzas miradas con ese ser tan pequeñito que acaba de nacer.

Me encanta ser mamá, adoro ésta montaña rusa de sentimientos que me embargan cada vez que mi hijo me sonríe o siento como sus manitas se aferran a mis brazos.  Mi pasatiempo favorito es verlo interactuar con el mundo que lo rodea; imaginarme sus aventuras, pensar en su futuro y lo lejos y alto que puede llegar. Intento educarlo sin demostrarle lo mucho que me derrito de amor con todo lo que hace. Ese sentimiento tan contradictorio de no quererlo compartir con nadie por que lo siento mío y solo mío, pero al mismo tiempo saber que no me pertenece, él es de su vida y de las decisiones que tome y por más que yo quiera llevarlo por el camino más seguro, mi deber es solo el de acompañar, en todos los pasos y brincos que quiera dar, asegurarme de que a donde sea que vaya y en donde sea que su vida lo lleve, siempre demuestre su de fe, sus principios y sus valores, que sea ejemplo para otros y que nunca se de por vencido.

Cada día, junto con mi marido, compañero de vida, mejor amigo y cómplice en todas mis aventuras, comparto ésta irrefrenable aventura de ser papás, que muchas veces nos llena de alegrías y otras más nos paraliza de miedo. Saber que los besos que le damos nunca van a ser suficientes, que el tiempo no se detiene y que el ahora en el que vivimos es la última vez que lo disfrutamos así de pequeño, por que mañana va a aprender algo diferente, va a crecer más y se convertirá en una personita independiente; ese momento, en el que la nostalgia te llega de golpe y tatúa en nuestra memoria su primera sonrisa, su primera lágrima, su primer paso o su primer rastro de independencia.

Amo ser mamá, con todo y las calamidades que esto ha traído a mi vida. Amo la felicidad que se contagia con la risa de mi hijo, el sentimiento de orgullo cada vez que alguien reconoce lo lindo, bueno o inteligente que es, la furia que nace en lo más profundo de mis entrañas, cada que cualquiera insinúa que mi hijo no sabe como hacer algo o que su papá y yo no hemos hecho un buen trabajo. Me fascina todo de ser mamá, los desvelos, el miedo a lo que pueda pasar, el conflicto por tener que trabajar para darle lo mejor, pero al mismo tiempo querer estar con él cada hora de mi día, la preocupación con cada visita al doctor e incluso el dolor compartido de las lágrimas que recorren su carita. Y es que para ser papás uno tiene que entender que nada va a ser igual, que tú tiempo deja de ser propio, que desarrollas más sentidos que las arañas y que el poder de intuición de una madre supera todas las fronteras. Porque al final del día, no importa cuantas veces tiren las servilletas, saquen sus juguetes o ensucien su ropa, esos son los momentos que no van a regresar y que más vamos a extrañar; al final no importa lo que tengamos que hacer, ningún sacrificio es lo suficientemente grande si se trata de darles lo mejor, esa es la cúspide de este amor sin medida que impulsa nuestro andar. No importa que tan caro sea el juguete, lo que más van a disfrutar es la aventura que tu les ayudes a crear y el momento que pasen contigo.

En esta inigualable aventura de ser papás, creer que la magia existe es un requisito indispensable, pero si por alguna razón no le crees a esta #mamacalamidades, espera a sentir el primer beso de tu bebé, o de tenerlo en brazos después de un largo día en la oficina y entonces vas a entender que todo es posible.

Anuncios

2 comentarios sobre “La irrefrenable aventura de ser papás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s