No puedo dejar de ser mamá

Actualmente me desempeño como Productora Comercial en el canal número uno en español de Kansas. En un día ideal, trabajo de 8:00 a 5:00, pero casi siempre llego a mi casa hasta las 6:30.

Me gusta mi trabajo, ese sentimiento de independencia y de logro profesional cada vez que  resuelvo cualquier problema que se presente en mi rutina diaria. Sentir que soy valorada por mi cerebro y no nada mas porque se donde están las tijeras en mi casa. En este paraíso laboral, tengo que verme forzada a recordarle todos los días a mi jefe que, aunque cualquier día puedo dejar de producir comerciales, hay algo que me resulta imposible: No puedo dejar de ser mamá.

Desde el día en que nació Ian comprendí que él sería mi labor más importante y que no podía dejar que mi profesión se interpusiera con esto. Todas las mañanas mientras lo arreglo para ir a la guardería, tengo que hacer un esfuerzo consciente por recordar que trabajo para que a él no le falte nada, para que crezca con el ejemplo de que no hay excusa para no luchar por alcanzar tus sueños y que a veces, en la vida, se hacen sacrificios pero que también siempre llega el momento en que vale la pena.

Mientras se lo entrego a una maestra a la que pretendo conocer para calmar mi ansiedad materna, me lleno de rabia de no poder ser yo quien lo cuide y lo vea crecer todos los días. Muchas otras veces lloro, porque me siento culpable de mis aspiraciones personales y porque tengo que dejarlo 7 horas con alguien más.

Ser mujer no es nada fácil, nos envuelven sentimientos de todos los matices y honestamente hay veces que a mi me gustaría ser más como mi marido, que no puede pensar en más de un tema a la vez.

Que diferente sería mi vida si, por un día, pudiera solo pensar en lo que estoy haciendo y nada más, que pudiera llegar a la junta de las 10 sin una lista mental de los pendientes de la semana o repasando en silencio las cosas que tengo que ir a comprar al súper más tarde. Que paz sentiría si no me agobiara esa preocupación de no saber si mi hijo está comiendo bien, si lo rasguñaron, si está durmiendo o si juega sin preocupación alguna en su camino.

Eso es lo que no entiende mi jefe. Yo no puedo dejar de ser mamá, no puedo pretender por 8 horas que mi hijo está bien y que no me necesita. Perdón si hay días que llego tarde, normalmente esos días preferí quedarme 5 minutos más  abrazando a Ian o jugando con el antes de encaminarnos a empezar nuestra rutina, otras veces tengo que perseguirlo por toda la casa por que no quiere que le ponga el pañal. Tampoco es una cuestión de levantarme más temprano, verán, los bebés no tienen concepto del tiempo, así que con toda facilidad ellos pueden vomitar o ensuciar su ropa a un paso de la puerta de la entrada. Perdón también si hay días que llego cansada y con cara de muerto, por favor piensa que seguramente la noche anterior me quedé lavando su cobija favorita, bajando su fiebre o contándole todos los cuentos de su librero porque el no podía dormir.

Otros muchos días tengo que dejar proyectos a medias porque mi hijo se enfermó, tuvo su primer festival, la guardería no abrió o porque lo tengo que llevar a que le pongan sus vacunas. Aunque también tengo que confesar que hay días en los que me salgo temprano, solo porque lo extraño y no aguanto las ganas de volver a abrazarlo. Y es que el tiempo se va demasiado rápido y las horas que me quedan en el día no resultan suficientes para demostrarle cuanto amor siento por el.

Me gusta mi trabajo y todos los dilemas que con el producen, pero más que mi trabajo amo a mi familia, así que a mi jefe presente y a mis futuros jefes, les pido una disculpa de antemano, por todas la veces que, aunque físicamente este en la oficina, mi cabeza siempre va a estar en donde este mi hijo. Pero también sepan que como decía mi abuela: “Si quieres que algo se haga encárgaselo a alguien ocupado” y eso es una promesa de que aunque no puedo dejar de ser mamá, tampoco puedo dejar de atender mis obligaciones. Es ahí donde todo el dilema nace, se reproduce y muere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s